jueves, 25 de abril de 2013

Juan Arroyo pintará un gran mural durante cuatro días a la vista del público.







El artista convertirá el escaparate de Elkar en la calle San Prudencio en su estudio.
Además, a lo largo de mayo protagonizará una exposición en la librería, donde también impartirá diferentes cursos.


La plaza del Machete tras una nevada convertida en un gran mural desde un escaparate de la calle San Prudencio. Para pintarla, cuatro días que, en todo momento, van a discurrir a la vista del público. A grandes rasgos así se puede empezar a describir la propuesta que el artista Juan Arroyo va a desarrollar desde mañana en la tienda que Elkar tiene frente a los Guridi.
El viernes por la mañana comenzará el creador a reconvertir el escaparate de este espacio en su propio taller. Cualquiera que se acerque a la librería o que simplemente pase por San Prudencio se encontrará con esta iniciativa y podrá ver en primera persona cómo va cobrando forma y fondo a pintura de grandes dimensiones en la que irá apareciendo la gasteiztarra plaza del Machete tras una nevada en la capital alavesa, un motivo muy cercano para los espectadores vitorianos.
De todas formas, ahí no quedará la relación que Arroyo mantendrá con los céntricos locales de Elkar a lo largo de estas semanas. En este mes de mayo presentará una exposición en la propia tienda de diferentes trabajos. La muestra, asimismo, se completará con varios cursos de un día que se impartirán en diferentes sábados, talleres en los que el creador explicará distintas técnicas de pintura.
Pero esto ya llegará. Lo más inmediato pasa por esta pintura a la vista del viandante que arrancará mañana mismo.



No hay comentarios: